Se trata del complejo de los Calangos, ubicado en el estado de Rio Grande Do Norte, formado por cinco parques eólicos de 30 MW de capacidad instalada cada uno. Este proyecto, informa Iberdrola, se ha desarrollado “en consorcio con la empresa brasileña Neoenergia, en la que cuenta con el 39% del capital”. Además se asegura que es el mayor complejo de la empresa española de energía en América del Sur.

Se afirma también que la potencia total instalada de 150 MW “permite generar la energía renovable suficiente como para suministrar electricidad a cerca 450.000 brasileños, evitando además la emisión a la atmósfera de 510.000 toneladas anuales de CO2”. Las obras se iniciaron en octubre de 2012.

En la información se aclara que todas las obras necesarias para la construcción, tanto carreteras y accesos como los parques en sí mismo, han significado la creación de unos 200 puestos de trabajo, la gran mayoría ocupados por personal del estado de Rio Grande Do Norte, a los que hay que añadir, 20 profesionales “que van a encargarse de la operación y mantenimiento de las cinco instalaciones”.

Los aerogeneradores utilizados en los parques que forman el complejo Calangos han sido suministrado por la también española Gamesa, concretamente los modelos G90 y G87, todos de una potencia unitaria de 2 MW. Los componentes de las máquinas han sido elaborados en la fábrica situada en el municipio de Camaçarí, Bahía.

Respecto a la inversión, Iberdrola notifica que “todos los proyectos han sido financiados a través del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y del Banco de Brasil, lo que ha aportado seguridad a las inversiones de la empresa y demuestra la confianza de Brasil en los proyectos de Iberdrola”.

La empresa española de energía asegura que con la puesta en marcha de los Calangos, “ya dispone junto a Neoenergía en Brasil de activos eólicos que suman 337,3 MW”, y enumera el parque de Río do Fogo (de 49,3 MW); el de Arizona (28 MW); el de Mel 2 (20 MW) y el complejo de Caetité (90 MW).

Otros seis parques eólicos, por una potencia conjunta de 178,5 MW, están siendo desarrollados por el consorcio: Calango 6 (ampliación de los Calangos), de 30 MW; los complejos de Santana (dos parques que suman 54 MW) y Lagoa (dos instalaciones que suman 63 MW); y el parque de Canoas (31,5MW).